Fajã da Caldeira do Santo Cristo

Faial

Faial Isla Premios
NATURALEZA

La Isla Azul

Del mirador de Cabeço Gordo, el punto más elevado de la isla, el terreno baja suavemente hasta el mar, donde la abundancia de hortensias trae a la tierra los tonos del mar y donde se mezclan los azules de las flores y los verdes de la vegetación y los prados. Lo mismo ocurre en la carretera que lleva a Caldeira, en el centro de la isla, y en otros caminos y carreteras de Faial, haciendo justicia al nombre de isla azul. Pero todo esto cambia en el volcán de Capelinhos, un paisaje árido y agreste, donde el gris también puede deslumbrar.

Paisajes Volcánicos

Símbolo genético de la isla, Caldeira sorprende por su inmensidad y por el revestimiento de flores, plantas y árboles que brillan bajo la luz del sol. Las paredes de esta depresión volcánica con siete kilómetros de perímetro están cubiertas por fayas, laureles, cedros, musgos y helechos, entre otras especies endémicas. Al fondo, 450 m por debajo del mirador de Caldeira, una laguna fragmentada y un pequeño cono volcánico revestido de vestigios del bosque primitivo de laurisilva, tiñen el paisaje con un apasionante juego de colores.

En el extremo occidental de la isla, el Volcán de Capelinhos se yergue majestuoso, testigo de la última erupción volcánica que tuvo lugar en las Azores y que añadió nueva tierra a la tierra que ya había. Entrar en esta área es como aterrizar en una superficie lunar, donde el gris de las cenizas y las escorias volcánicas emitidas entre 1957 y 1958 empieza a ser invadido por el verde de la vegetación, que se empeña en colonizar este nuevo territorio. En los abruptos acantilados de Capelinhos y del Costado da Nau se pueden ver las entrañas de estos volcanes, con una secuencia de rocas, estratos y perfiles que contrastan y en un juego de colores y texturas sorprendentes.

Lugar de peregrinación para la comunidad científica internacional, el Volcán de Capelinhos obligó a la emigración de parte de la población de Faial, cuyas casas, terrenos y plantaciones fueron dañados, en un escenario de destrucción al que el viejo faro asistió silencioso. Ahora, la torre apagada forma parte del magnífico Centro de Interpretación, provisto de las más modernas técnicas expositivas y de multimedia. La visita a este centro acaba con la subida a la cima del faro, para una experiencia visual y emocional incomparable.

La isla de Faial ofrece miradores y vistas privilegiadas sobre las islas de alrededor. Junto a las ruinas del faro de Ponta da Ribeirinha, destruido por el seísmo de 1998, se vislumbra el recorte del dorso volcánico de San Jorge. Desde el mirador de Ponta da Espalamaca, junto al monumento dedicado a Nossa Senhora da Conceição, y frente a la bahía de Horta se yergue la majestuosa montaña de Pico. De Cabeço Gordo, en días de buen tiempo y horizontes límpidos, la vista puede llegar a todas las islas del triángulo y a Graciosa.

Dirigiendo la mirada al interior de la isla, se ven los extensos prados que cubren las laderas hasta Caldeira, intercalados por bosque. Este paisaje natural coexiste con elementos de la presencia humana en la isla: los molinos de viento típicos pintados de rojo, los campos cultivados y floridos del Vale dos Flamengos, las filas de hortensias cuidadosamente alineadas a lo largo de los caminos o delimitando los terrenos.

Y a medio camino entre Castelo Branco y Varadouro, junto al mar, se encuentra un conjunto de rocas rodeado de agua y poblado de aves marinas. Es el Morro de Castelo Branco, por el color blanco de la roca de traquita que lo forma y su forma de castillo, como fortaleza inexpugnable.

La Costa

De las islas del triángulo, ésta es la que dispone de un número mayor de playas de arena volcánica: Porto Pim, Praia do Almoxarife y Praia do Norte invitan a tonificantes baños en el mar. La costa Este presenta la forma de escalones por la acción de gigantescas fuerzas tectónicas que la dividen en diferentes bloques de grandes dimensiones.

En el lado occidental de la isla, están los imponentes acantilados entre Ribeira Funda y Praia do Norte y entre Morro de Castelo Branco y Varadouro, que dominan la costa, sumergiéndose abruptamente en el océano profundo. Estas altas escarpas dan paso a acantilados rocosos de la península de Capelo, que se extiende al oeste y que corresponde a la zona geológicamente más reciente de la isla.

GEOGRAFÍA

Con 19,8 km de largo y 14 km de ancho máximo, los 173,1 km2 del área de Faial presentan un contorno mas o menos pentagonal. Es la tercera isla con más habitantes del archipiélago, 14.994 residentes (datos de 2011). La isla de Faial forma parte del Grupo Central y es el punto más occidental de las llamadas “islas del triángulo”, formado también por San Jorge y Pico, que está a 6 km. El punto más alto de la isla, con 1.043 m de altitud, está situado en Cabeço Gordo, en la zona de Caldeira, a 38°34’34’’ de latitud norte y 28°42’47’’ de longitud oeste.

vea los senderos de la isla