Fajã da Caldeira do Santo Cristo

Gran Ruta de Flores (Etapa 2 Cerrada) - Flores

Trail Info

La Gran Ruta de Flores recorre la mayor parte de la costa de la isla, efectuando una conexión entre Santa Cruz das Flores y la pedanía de Lajedo, situada en la costa al sudoeste de la isla. Este recorrido lineal tiene un nivel de dificultad elevado que implica algunos tramos no recomendables para quien sufre de vértigo, en especial al descender Rocha do Risco.

Este recorrido presenta una gran riqueza de paisajes volcánicos, complementados por la existencia de pequeñas localidades aisladas y una vegetación rica en especies endémicas, concretamente en la costa nordeste y los acantilados del oeste de la costa. Siempre que sea posible, podrá aprovechar para bañarse en las zonas de baño que se encuentren a lo largo del recorrido, así como aprovechar el hecho que pasa por los centros urbanos y agrícolas en los que podrá abastecerse de los utensilios necesarios para el camino y recuperar fuerzas.

Este sendero se divide en dos etapas de aproximadamente 21 km y 26 km respectivamente. La primera etapa conecta Santa Cruz con Ponta Delgada y se caracteriza por los sucesivos valles extensos y profundos donde corren varios ríos, que condujeron a la implantación de una hidroeléctrica localizada en el tramo inicial. Además, la etapa recorre la costa nordeste, que se caracteriza por un relieve abrupto y un corte ancho con los islotes, peñones, puntas y calas, que constituye una zona importante de nidificación de varias especies de aves marinas. Respecto a la segunda etapa que une Ponta Delgada con Lajedo, el acantilado costero bajo y linealizado entre Ponta Delgada y Ponta do Albarnaz, da lugar a uno de los paisajes costeros más bonitos de las Azores, donde las llanuras lávicas y detríticas como Fajã Grande y Fajãzinha se separan de la meseta central de la isla por una largo acantilado fósil de cerca de 300 m, donde escurren innumerables líneas de agua, que forman impresionantes cascadas en la ladera, haciendo hincapié en Poço da Alagoinha, con una laguna en la base superior. Las pequeñas poblaciones como Mosteiros, la pedanía con la menor población de residentes del país, otorga un encanto especial al paisaje a su entorno.

Como este gran sendero implica grandes desniveles de altimetría, deberá planificar el recorrido de acuerdo con su condición física, interés y disponibilidad. Además, como cruzará algunas líneas de agua, deberá tener en consideración el aumento del caudal en los días posteriores a la elevada precipitación.

 

Perfil

Información

Categoría - Ida y vuelta
Dificultad - Difícil
Extensión - 47 km
Tiempo estimado - 18h00
Descargas

Etapa 1 Santa Cruz das Flores / Ponta Delgada 

21 km/08h00/Difícil

La Gran Ruta de Flores comienza en Santa Cruz das Flores (zona este) y recorre la costa norte hasta Ponta Delgada (primera etapa), continuando hacia el sur a lo largo de la costa oeste (Fajã Grande) y termina en Lajedo (sudoeste). Cuenta con una extensión total de 47 km. Hay tramos en los que el suelo de piedra puede estar resbaladizo, por lo que es aconsejable caminar con cuidado y utilizar calzado apropiado.

La etapa empieza en la parte norte de la pista del aeropuerto. Mientras observa Corvo en el horizonte, siga hacia la izquierda a lo largo de la carretera hacia la zona elevada de Beija Mão, donde podrá apreciar las vistas a las pedanías de abajo. Desde aquí, el camino desciende cruzando por la Reserva Florestal de Recreio Paulo Camacho, y más adelante, por la Central Hidroeléctrica. Cruce la presa y continúe en paralelo al canal de irrigación por un camino de tierra rumbo al mar.

Cuando llegue a la carretera regional, siga las marcas con la población de Fazenda a su derecha, en dirección a la bahía de Alagoa. Continúe por un camino de tierra a su derecha, cruzando por una zona de picnic con vistas a los islotes, que bordea la costa hasta Cedros. Cruce esta pequeña localidad en dirección a Ponta Ruiva, el nordeste de la isla. A partir de aquí, el recorrido sigue hacia Ponta Delgada bordeando la costa, pasando por lugares de gran atractivo natural como Ponta das Barrosas, donde encontrará vestigios de un poblado antiguo, Cabouco y Pico do Meio Dia. A lo largo de este camino podrá apreciar varios ejemplos de flora endémica como el brezo (Erica azorica), palo blanco (Picconia azorica) y acebo (Ilex azorica).

Cuando llegue a Ponta Delgada, pase por la ermita de Nossa Senhora da Guia y termine la etapa en el centro de la pedanía junto al ayuntamiento. 

Etapa 2 Ponta Delgada / Lajedo | CERRADA

26 km/10h00/Difícil

Comience la etapa al lado del ayuntamiento con la isla de Corvo en el horizonte. Cuando a lo largo del recorrido sea necesario traspasar una barrera, se ruega mantenerla cerrada. Hay tramos en el que el suelo de piedra puede estar resbaladizo y después de los días de grandes precipitaciones el caudal de los ríos aumenta, por lo que se aconseja tomar precaución y utilizar calzado apropiado.

Siga por la carretera, entre los pastos y campos agrícolas hasta que el camino gire hacia el sur.  En este punto encontrará un desvío a la derecha hacia el faro de Ponta de Albernaz. Después de visitar el faro, continúe hacia el sur, y con el islote de Maria Vaz aproximadamente a su derecha, deje el camino de asfalto y siga por el de tierra de delante. 

Descienda Rocha do Risco – atención al peligro de vértigo – a lo largo de una zona forestal con grandes cedros de las Azores (Juniperus brevifolia) hasta Ponta da Fajã. Siga la señalización y pase por un desvío hacia Poço do Bacalhau, lugar que conecta con otros puntos de la isla a través del sendero PR 03 FLO – Miradouro das Lagoas/Poço do Bacalhau, y continúe hasta el centro de Fajã Grande, donde podrá parar para bañarse.

Siga las marcas junto a la base del acantilado por un camino de tierra que llega a la carretera. Una vez allí, encontrará un desvío a su izquierda hacia Poço da Ribeira do Ferreiro, la postal turística de la isla. Después del desvío, vuelva por el mismo camino pasando por un molino de agua y siga por la derecha por un camino de tierra paralelo a Ribeira Grande hasta llegar a Fajãzinha.

Cruce la localidad, suba la cuesta y continúe a lo largo de la carretera pasando por lugares como Caldeira, que antes estuvieron habitados, hasta llegar a la pedanía de Mosteiro. Siguiendo por el sur, encontrará un mirador a su derecha del que se puede observar el litoral y Rocha dos Bordões, una formación geológica caracterizada por enormes columnas verticales de basalto.

A partir de aquí, el camino sigue hacia el sur hasta Lajedo. Pase por el mirador con vistas a la costa y continúe hasta el centro de la pedanía donde termina el recorrido.