Fajã da Caldeira do Santo Cristo

Corvo

Corvo Isla Premios
NATURALEZA

La isla negra

Toda la isla de Corvo corresponde a un edificio volcánico principal, con una caldera en su cima (llamada Caldeirão) y con cerca de veinte conos volcánicos secundarios en los flancos y en su interior. Se trata de una isla-volcán, la única del archipiélago con estas características.

En el paisaje de Corvo predomina el verde de los pastos y los muros de piedra oscura que dividen las propiedades. Aquí y allí se ven “pajares” de paredes de basalto, usados para guardar los aperos del campo y el forraje. El paisaje tiene poca densidad forestal, se ven algunos ejemplares de brezo y cedro endémico (que se llaman zimbros en el lugar) y hay varios pomares con árboles de fruta, en especial en la zona este de la isla. En los alrededores de Vila do Corvo, la única localidad de la isla, los campos agrícolas marcan su presencia.

Para contribuir al desarrollo socioeconómico de la isla y sus gentes, centrado en la conservación de su patrimonio medioambiental y cultural, se creó en 2007 la Reserva de las Biosfera de Corvo.

Paisajes Volcánicos

Caldeirão es el principal elemento paisajístico de la isla y es el resultado del colapso del volcán central de Corvo. Esta caldera volcánica tiene una forma elíptica, con un diámetro máximo de 2,3 km y una profundidad de 305 metros. Su interior lo ocupa una laguna poco profunda y varios conos volcánicos de pequeña dimensión que recortan la masa de agua y que muchos dicen que hace el dibujo de las islas azorianas. Del mirador de Caldeirão es posible observar esta vasta depresión volcánica y disfrutar de la calma silenciosa que caracteriza este lugar remoto de Europa.

Vila do Corvo está implantada en una fajã lávica, que es la principal superficie llana de la isla y que tuvo su origen en lavas basálticas emitidas desde el Morro da Fonte, un cono de escorias sobre la localidad. La colada que forma esta fajã se ve mejor a lo largo del litoral, en concreto como lava cordada.  Estos cordones se encuentran entre el Portinho da Areia y Ponta Negra y tienen su expresión submarina (los llamados caneiros), lugar elegido por los buceadores que van a la isla. El último episodio eruptivo en esta isla fue precisamente en esta fajã, de 80.000 a 100.000 años atrás, y formó la colada lávica basáltica que se desarrolla desde la zona de Pão de Açúcar hasta el Alto dos Moinhos.

La Costa

Toda la isla está rodeada de acantilados altos y abruptos, principalmente en los sectores oeste y norte, debido a la fuerte erosión marina a la que está sometida y a la naturaleza detrítica de sus productos volcánicos. Esta erosión origina importantes desmoronamientos y pone al descubierto numerosos filones basálticos que cruzan las formaciones encajantes, dando origen a una red densa, compleja y caprichosa de formas intrusivas.

Una excursión en barco alrededor de la isla es una experiencia inolvidable, revelando sus zonas más inaccesibles, permitiendo observar paisajes maravillosos y un gran número de aves marinas y algunos vertebrados marinos como delfines o ballenas.

GEOGRAFÍA

La isla más pequeña de las Azores tiene 6,24 km de largo y 3,99 km de ancho máximo. Su superficie ovalada y alargada en dirección norte-sur ocupa un área de 17,1 km2 y tiene 430 residentes (datos de 2011). Corvo forma, junto con la isla de Flores, que está a una distancia de 17,9 km, el grupo occidental de las Azores. El punto más alto de la isla, a 720 m de altitud, está situado en la zona de Estreitinho, a 39°41’58’’ de latitud norte y 31°06’55’’ de longitud oeste.

vea los senderos de la isla