Fajã da Caldeira do Santo Cristo

Graciosa

Graciosa Isla Premios
NATURALEZA

La isla blanca

La isla de Graciosa, clasificada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, es la segunda isla más pequeña del archipiélago y también la de relieves menos imponentes, con varias zonas llanas y sierras suaves. Pedras Brancas, Serra Branca o Barro Branco son topónimos de la isla relacionados con la presencia de una roca volcánica, la traquita, común en la isla y que, una vez alterada por el paso del tiempo, adquiere una tonalidad blanquecina, por lo que se le da la designación de isla blanca.

Las casas de las cuatro pedanías del único municipio de la isla se extienden tanto a lo largo del litoral como hacia el interior de Graciosa, una característica sui generis en la ocupación del territorio insular, con un profundo impacto en la humanización del paisaje de Graciosa.

Paisajes Volcánicos

La Caldeira de Graciosa es el elemento paisajístico más emblemático de la isla y corresponde a una depresión de colapso de forma elíptica, con diámetros de 1,6 y 0,8 km y cerca de 270 m de profundidad. Esta depresión está en la cima del volcán de Caldeira, el más pequeño edificio volcánico central de las Azores. Subiendo a Furna da Maria  Encantada o en la entrada de la caldera por el túnel se tiene una panorámica de toda la depresión y de la abundante vegetación plantada por el hombre: criptomerias, acacias, pinos y pistosporos cubren casi completamente las paredes de la caldera y contrastan con la vegetación de otras áreas de la isla.

En el interior de la Caldeira hay una imponente cavidad volcánica, Furna do Enxofre (‘gruta del azufre’).  Comunicando con el exterior a través de dos grandes hendiduras, Furna do Enxofre es una cavidad en bóveda perfecta, con cerca de 40 m de altura en su parte central. El acceso a su interior se hace a través de una torre edificada a principios del siglo XX, con unas escaleras de caracol de 183 escalones. La “catedral” de las cavidades volcánicas de las Azores tiene un lago de agua fría y una fumarola con lama, responsable del olor a azufre, que da nombre a esta cavidad y recuerda su origen volcánico.

A su vez, la Caldeirinha de Pêro Botelho corresponde al único algar volcánico que existe en la isla, con cerca de 37 m de profundidad. Explorado por primera vez en 1964 por la Asociación “Os Montanheiros”, este agujero profundo permite recrear un viaje de Julio Verne al interior de la tierra, pero sólo recomendado a exploradores con experiencia y provistos del equipo necesario.

El Pico Timão es uno de los mayores conos de escorias de la isla de Graciosa y junto con Ponta Lagoa-Arrochela está asociado a la última erupción volcánica de la isla de Graciosa, hace aproximadamente 2.000 años.

La Costa

El litoral rocoso y recortado de la isla es generoso en paisajes únicos. Los altos y escarpados acantilados de Serra Branca y Ponta da Restinga contrastan con la costa poco elevada de las bahías de Vitória, Folga y de Barra o de Porto Afonso, y merecen una atención especial. El islote de Praia, junto a la única playa de la isla, se destaca del azul marino por el verde que cubre su superficie y recibe la clasificación de Zona de Protección Especial, pues está en la ruta del paíño de Monteiro, la única ave marina endémica de las Azores.

El faro de Ponta da Barca tiene la torre más alta de todos los faros existentes en las Azores y permite una vista deslumbrante del azul del océano Atlántico y de un pequeño islote rocoso esculpido por la fuerza del mar. La luminosidad del atardecer refuerza la naturaleza surrealista del islote de Baleia (‘Ballena’), auténtico símbolo de la isla de Graciosa y de todo un archipiélago transformado en santuario de cetáceos.

GEOGRAFÍA

Los 12,5 km de largo y los 7 km de ancho máximo de la isla de Graciosa le proporcionan una forma alargada de noroeste a sudeste. Los 4.391 habitantes (datos de 2011) se reparten por los 60,66 km2 de la superficie de la isla. Es la isla más al norte de las cinco que componen el grupo central del archipiélago de las Azores y la isla más cercana es San Jorge, a 37 km de distancia. El punto más alto de la isla, con 405 m de altitud, está situado en Caldeira, a 39°01’17’’ de latitud norte y 27°57’59’’ de longitud oeste.

vea los senderos de la isla